Área infantil – Psicología

área infantil

Queremos presentaros la nueva sala dedicada a los más pequeños.

El área infantil de la Clínica Espasana cuenta con unas instalaciones creadas para los más peques.

Contamos con varios profesionales para el trabajo multidisciplinar y el bienestar de los niños.

Psicología: Emilia Mª Cabanes Amodeo y Miriam Vicente Francés

Logopeda: Mª del Mar Díaz Muñoz

Dietista-Nutricionista: Diego Gil Moreno de Mora Feijoo

Pediatras: Amparo Rubio y Pedro Juan Carpena Lucas.

UNIDAD DE PSICOLOGÍA CLÍNICA INFANTO-JUVENIL

El psicólogo infantil, evalúa e interviene en todos aquellos aspectos que puedan estar interfiriendo en el adecuado ajuste del niño en su medio, ya sea el entorno más social; escuela, amistades, entorno sociocultural o el mismo entorno familiar, teniendo en cuenta al mismo tiempo las variables del propio niño; edad, género, temperamento.

A través de la evaluación y la intervención psicológica, nuestro objetivo primordial es facilitar el adecuado desarrollo psicológico del niño, siendo nuestra meta lograr el correcto ajuste emocional y social en cada etapa evolutiva de la infancia, llegando a ser un adulto sano en el futuro.

Para nosotros el trabajo con los padres es especialmente relevante. Por ello los psicólogos infantiles dedicamos el tiempo necesario a informar, formar y acompañar a los padres en todo el proceso terapéutico de sus hijos.

Queremos que tus hijos y tú estéis atendidos y acompañados en todo momento para ayudaros a resolver las dificultades que se presenten de la mejor manera posible.

Metodología

El tratamiento que llevamos a cabo es individualizado, con objetivos adaptados a las necesidades presentes. Además ofrecemos orientación a la familia, y si es necesario también a los maestros-tutores, sobre la manera como se tiene que intervenir y ayudar a la generalización de los aspectos adquiridos durante las sesiones, para así garantizar un tratamiento más efectivo. Nuestra filosofía de trabajo es siempre  fomentar la comunicación entre profesionales para poder realizar el tratamiento más completo posible.

Primera sesión con los padres

Se recogen los datos del niño o adolescente y se valora el motivo de consulta, se busca en esta sesión obtener el punto de vista de los adultos por lo que recomendamos que no venga el niño, también se aprovecha para orientar a los padres sobre cómo decirle al niño que ha de acudir al psicólogo.

Segunda sesión con el niño

El objetivo es entender cuál es la demanda del niño si hay, utilizamos técnicas adecuadas a su edad, que pueden ir desde el dibujo o el juego, a la entrevista en el caso de adolescentes.

Se valora cómo ve el niño su comportamiento en el medio escolar y familiar, al final de esta sesión se les da a los padres una primera valoración y se les explica si es necesario pasar pruebas o tests específicos que deben aplicarse.

Sesiones de valoración psicométrica

En función de los síntomas detectados, aplicamos las pruebas necesarias para confirmar o descartar los diferentes diagnósticos.

Aplicamos técnicas diversas, con el objetivo de valorar características de personalidad, de inteligencia, emocionales, motivacionales, de aprendizaje… apropiadas a la edad del niño.

A veces es también necesario aplicar pruebas que deben complementar los padres o maestros respecto al niño.

Sesión de devolución con los padres

Completamos la información necesaria que haya quedado pendiente y contrastamos la información observada en la sesión con el niño y los resultados de las pruebas. Integrando estos datos exponemos a los padres nuestras conclusiones y recomendaciones terapéuticas, si se estima conveniente y los padres quieren que su hijo comience un proceso terapéutico con nosotros, se acuerda un compromiso de trabajo conjunto, ya que es necesaria la participación activa de los padres en el proceso de recuperación de su hijo.

De esta manera el psicólogo va citando a los padres y al niño, por un lado realiza el tratamiento y por el otro asesora a los padres para que estos refuercen en casa el trabajo hecho en consulta.

Problemas a tratar en la infancia:

-Dificultades motoras o tics nerviosos; tics motores (mover el cuello, parpadear…) vocales simples (aclarar el cuello, inspirar…) complejos (saltar, tocar…) y otros.

-Problemas de aprendizaje (Dislexia, Discalculia); dificultades en la lecto-escritura, errores ortográficos, dificultades en los problemas matemáticos.

-Déficits de Atención (TDAH); problemas de atención y concentración. Problemas de hiperactividad (habla en exceso, es muy inquieto) e impulsividad (dificultad para organizarse, no planifica).

– Problemas de eliminación (enuresis y encopresis); Problemas con el control de esfínteres (“pipi o caca”)

– Alteraciones del sueño; Miedo a irse a dormir, pesadillas, terrores nocturnos, insomnio, ritmo del sueño alterado.

– Problemas con la conducta alimentaria

– Déficit en el desarrollo de las capacidades

– Negativismo desafiante; problemas de comportamiento, desafía y discute mucho con los adultos, incumple las normas.

– Déficit en el autocontrol emocional; agresividad, no sabe controlar sus emociones, explosiones de ira.

– Ansiedad; miedos (a la oscuridad, a separarse de los padres, a hablar en público…), preocupaciones excesivas

– Problemas afectivos; irritable, triste, cambios en el estado de ánimo, depresión, ansiedad, obsesiones

– Problemas adaptativos; cambios de comportamiento, de estado de ánimo, de resultados escolares después de una separación, cambio de lugar de residencia, etc.