¿Necesita mi hijo un logopeda?

¿Necesita mi hijo un logopeda?

Desde el momento del nacimiento el bebé comienza a comunicarse con las personas de su entorno a través del llanto, la sonrisa o los gorjeos, entre otros. Estos mecanismos permiten al bebé interaccionar con las personas.

Cada niño posee un ritmo de crecimiento distinto, no obstante existen unos parámetros que marcan las habilidades básicas más comunes a ciertas edades y que tienen en cuenta la posibilidad de los diferentes ritmos madurativos. Siempre que un niño se desvíe de del desarrollo que es habitual, convendría consultar con un especialista.

 

SIGNOS DE ALERTA EN LA COMUNICACIÓN Y EL LENGUAJE

EDAD SIGNOS DE ALERTA
0  a 4 meses
  • El bebé no sonríe ni mantiene la mirada.
  • No reacciona ante la voz ni el sonido.
  • No emite sonidos.
  • No succiona bien.
4 a 8 meses
  • No gira la cabeza ante el sonido.
  • No  responde a los cambios de entonación del adulto.
  • No aparece el balbuceo.
8 a 12 meses
  • No responde a su nombre.
  • No comprende palabras cotidianas.
  • No produce sonidos con intención comunicativa.
12 a 18 meses
  • No señala cuando quiere algo.
  • No comprende órdenes sencillas:”dame”, “ toma”.
  • No dice palabras con significado.
18 a 24 meses
  • No usa la palabra – frase para comunicarse.
  • No utiliza el “NO”.
  • No acepta bien la dieta sólida ni mastica.
Hacia los 2 años
  • No construye frases de 2 – 3 palabras.
  • No utiliza el juego simbólico.
  • No dice su nombre.
  • Su vocabulario no va en aumento.
  • Mastica con dificultad.
Hacia los 3 años
  • Utiliza pocos verbos.
  • No realiza frases de tres palabras.
  • No hace preguntas.
  • No comprende relatos sencillos.
  • No utiliza el plural ni las preposiciones.
4 a 5 años
  • No arranca al hablar, “se atasca”.
  • Repite o prolonga sonidos.
  • Solo lo entienden las personas de su entorno.
  • No puede relatar hechos sencillos.
  • Tiene dificultades para jugar con el lenguaje: adivinanzas, rimas…
  • Traga enseñando la lengua (deglución atípica).
  • Su voz se altera frecuentemente (ronquera, afonías…).
  • No interacciona con otros niños.
5 a 6 años
  • No pronuncia bien todos sonidos del lenguaje.
  • Confunde palabras como antes/después, hoy/mañana.
  • No participa en conversaciones.
  • Tiene dificultad para expresar ideas.
6 a 9 años
  • Tiene falta de concentración y atención.
  • Al leer confunde letras, cambia sílabas y sustituye unas palabras por otras.
  • No comprende lo que lee.
  • Al escribir comete errores en la secuencia, dirección…
  • Omite, añade y/o sustituye letras al escribir.
  • Escribe números en espejo.
  • Mezcla letras mayúsculas con minúsculas.
  • No usa los signos de puntuación.
  • Le  cuesta contar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.